Aportes de un biorreactor a la elaboración de vinos

La elaboración de vinos puede ser un proceso complejo que requiere de diversos equipos y componentes para obtener un producto de calidad destacada, especialmente cuando se quieren producir estas bebidas con niveles reducidos de alcohol, ya que en este proceso suelen perderse algunas cualidades relevantes para los consumidores; pero esto es cosa del pasado, ya que en Neobiotec hemos hallado una forma que permite a los fabricantes lograr un vino con bajo etanol, pero manteniendo todos sus atributos y esto es gracias a los biorreactores.

Rol del biorreactor en la elaboración de vinos

A pesar de tener una connotación netamente científica, los biorreactores no solo están en los laboratorios. Estos aparatos se usan para la elaboración de vinos, convirtiéndose en un elemento indispensable para los viñedos, ya que sin ellos no se puede producir vinos. Eso sí, depende de la calidad del biorreactor el poder crear estas bebidas en masa y de excelentes cualidades.

Otros aportes del biorreactor a la vinicultura

Además de producir vinos comunes, hemos descubierto que los biorreactores también pueden tener un desempeño destacado en la creación de vinos reducidos en alcohol, pero con una calidad tan destacada como uno tradicional; y es que más allá del lado artesanal, la elaboración de vinos también tiene su ciencia y en Neobiotec la hemos llevado a un nuevo nivel.

Influencia de los biorreactores en los vinos sin alcohol

Los biorreactores se usan para producir vinos, pero también son altamente funcionales para crear enzimas especiales que ayudan a reducir los niveles de etanol en los caldos de uva fermentada, haciendo que la bebida resultante mantenga sus propiedades y cualidades, pero con cantidades de alcohol reducida, destacando el rol de estas máquinas para la industria vitivinícola.

Papel del biorreactor en la elaboración de vinos

Es bien conocido que los vinos son fabricados en grandes estanques cilíndricos. A estos estanques se les denomina biorreactores en biotecnología. Se les llama así porque funcionan bajo condiciones controladas y en un espacio cerrado donde ocurren transformaciones biológicas, dado que una levadura consume el azúcar de la uva para producir etanol, liberando así otros compuestos importantes de la vid.

En consecuencia, no hay otra forma de producir vinos, si no es en un biorreactor. Porque hasta las cavas (cilindros de madera) son biorreactores; esto basándonos en la definición básica, la cual afirma lo expuesto en el punto anterior.

Te puede interesar: Vino sin alcohol: 4 beneficios de reducir el etanol

Puedes leer: Biorreactores: ¿cómo contribuyen a la biotecnología?

Neobiotec, el mejor aliado de los viñedos

Gracias a la experiencia en biotecnología y bioproceso que posee Neobiotec, hemos podido desarrollar una tecnología de producción de vino reducido en alcohol, la cual es exitosa al usar de forma diferente los biorreactores tradicionales.

Si deseas conocer más sobre nuestra enzima especial y cómo nuestros procesos pueden ayudarte a crear vinos de excelente calidad, pero con niveles reducidos de etanol, contáctanos y con gusto despejaremos tus dudas.

ID con biorreactores desarrollados por neobiotec
2021-12-02T20:06:52+00:00octubre 25, 2021|Producción Industrial / Agroindustrial|