3 tipos de contaminación que la biorremediación puede tratar

Por la actividad humana, hoy existen distintos tipos de contaminación que agravan la salud del planeta. El sector productivo es responsable de esto, pero gracias a la biorremediación este mal se puede revertir. 

La biorremediación es una de las tantas aplicaciones biotecnológicas que hoy se pueden emplear con el fin de disminuir la contaminación. Sin duda es una ayuda para el medioambiente y es una estrategia que presenta numerosas ventajas para enfrentar los desafíos de hoy. 

¿Quieres conocer más sobre este proceso? Pues, ¡continúa leyendo!

La biorremediación como herramienta de descontaminación

La biorremediación es un proceso biotecnológico que utiliza microorganismos, hongos, plantas, enzimas, levaduras y bacterias para remediar un problema biológico, como lo es la contaminación de los espacios naturales como bosques, el océano, suelos, etc. 

Se aprovechan las capacidades catabólicas de los seres vivos para atacar distintos agentes contaminantes. Algunos de estos son: los hidrocarburos aromáticos policíclicos, petróleo, pesticidas, clorofenoles, metales pesados, colorantes, sulfatos, etc. Así, se recupera gran parte del espacio ambiental sin recurrir a prácticas invasivas. 

Esta práctica involucra reacciones de oxidación-reducción para disminuir la contaminación. Además, se puede emplear de dos maneras: la bioestimulación y la bioaumentación. En la primera se añaden nutrientes limitantes para apoyar o estimular los microorganismos nativos existentes en el medio ambiente que pueden llevar a cabo la biorremediación. Por otro lado, la segunda consiste en la adición de células vivas que son capaces de acelerar la degradación de ciertos contaminantes.

Al ser un proceso biológico presenta una serie de ventajas como: 

  • No produce desechos significativos para el entorno.
  • Demanda poca energía para su aplicación.
  • Es más económica que otras técnicas de descontaminación.
  • Puede funcionar como complemento de otras técnicas, o secuencialmente a ellas.
  • No es invasiva ni dañina con el medio ambiente.
  • Resulta en operaciones sencillas y de bajos requerimientos

Te podría interesar: ¿Cómo los proyectos biotecnológicos pueden impulsar a las industrias?

Los tipos de contaminación que la biorremediación puede tratar

En general, la biorremediación puede tratar casi todos los tipos de contaminación que son causadas por la actividad del hombre. Entre las más habituales están el derrame de petróleo y sustancias derivadas de él en espacios naturales. También está la degradación de los campos por la utilización de fertilizantes, pesticidas químicos y la ganadería intensiva.

Sin duda, hoy son múltiples los desastres naturales a los que estamos expuestos. Sin embargo, la biorremediación se presenta como una alternativa ecológica para disminuir el impacto negativo de la práctica humana. 

A continuación te describimos cómo la biorremediación puede ayudar a tratar tres tipos de contaminantes: hidrocarburos, metales pesados y colorantes.

1. Biorremediación de hidrocarburos

Este se aplica para reducir o eliminar la contaminación producida por el derrame de petróleo, aceites, diésel y grasas en ecosistemas terrestres y acuáticos. Estos eventos pueden reducir o inhibir el desarrollo de la flora y fauna del sector contaminado, teniendo un grave impacto ambiental. 

Actuar de forma urgente ante la contaminación de ecosistemas se hace imprescindible. Por ello, las estrategias de bioestimulación y bioaumento para mejorar y estimular el desarrollo microbiano son importantes de aplicar. 

La utilización de biosólidos como fuente de macro y micronutrientes puede favorecer la estimulación de microorganismos nativos y, a la vez, degradar los hidrocarburos por medio de la reacción óxido-reducción. 

2. Biorremediación de metales pesados

Estos contaminantes afectan la calidad del agua y los suelos, generando daños para el medio ambiente y la salud humana. A raíz de ello, la extracción eficiente de los metales pesados gracias a la biorremediación es hoy imprescindible. 

Este proceso biotecnológico se puede aplicar por tres métodos: biosorción, precipitación de metales y biolixiviación, los que resultan muy económicos para el tratamiento de aguas residuales y suelos contaminados.

3. Biorremediación de contaminación por colorantes

Las industrias textil, curtido de cuero, papelería y alimenticia, entre otras, utilizan técnicas de coloración que resultan altamente contaminantes para el medio ambiente e incluso cancerígenos. 

Los colorantes disueltos en el agua interfieren con la penetración de la luz solar (interfiriendo con la fotosíntesis) e inhibe el crecimiento de la flora y fauna acuáticas. Para evitar este problema, se introducen microorganismos en las aguas contaminadas para absorber y degradar los colorantes.  

Lee más: Biorremediación: ¿por qué es tan importante este proceso biotecnológico?

Recuperación de espacios ambientales

Las prácticas industriales no están exentas de los eventos que dañan al medio ambiente. Por ello, ante la emergencia, es necesario tomar acciones rápidamente. Nuestra empresa biotecnológica está preparada para enfrentar el gran desafío de remediar los distintos tipos de contaminación en espacios biológicos. Tenemos profesionales cualificados para llevar a cabo un excelente proceso de bioremediación. 

Si quieres conocer más sobre nuestro servicios y proyectos que estamos liderando, contáctanos. Te invitamos a pasar por nuestro blog para conocer más los procesos biotecnológicos que trabajamos. 

2022-06-30T16:15:11+00:00mayo 3, 2022|Investigación y Desarrollo|